El Coaching Cognitivo

Trabajar sobre los pensamientos inconscientes para convertir reconvertir los malos hábitos.


Área conductual

Procesos mentalesEl trabajo del coaching cognitivo se centra en re-educar ciertas conductas inconscientes que llevan a actuar de una manera negativa a una persona para que, a través de una serie de pasos, dicha persona logre tomar conciencia de las conductas inconscientes y así desde la conciencia pueda modificar su comportamiento para actuar de manera positiva.

El coaching cognitivo destaca por su trabajo sobre los procesos mentales que se encuentran implicados en el conocimiento de una persona siendo estos procesos mentales los que nos llevan a obtener en nuestra vida los resultados tangibles de nuestros pensamientos intangibles.

Si bien este tipo de coaching se ha desarrollado en un principio para trabajos de coaching en el alto sector empresarial, su naturaleza lo hace válido para todo tipo de situaciones y para todo tipo de personas.


Un ejemplo para entenderlo fácilmente:
Coaching CognitivoPara comprender mejor esto pondremos un ejemplo de veloz comprensión como puede hacer el de aquel delantero de un equipo de fútbol que se encuentra en una racha negativa en la que no consigue marcar goles. Frente a una oportunidad concreta de anotar, en la mente del delantero “bloqueado” hay procesos mentales que se van formando uno tras otro y que llevan al resultado obvio de dichos procesos: errar el tiro. ¿Cuál sería este proceso? En resumidas cuentas el delantero. de forma inconsciente, al encontrarse frente a la oportunidad de marcar comienza a pensar cosas como “mis compañeros están decepcionados conmigo porque saben que voy a errar”, “los aficionados me abuchean porque saben que voy a errar”, “el entrenador va a sacarme de la cancha porque voy a errar”.

Esta espiral de procesos negativos inconscientes terminan por reflejarse en el resultado: el error del delantero. Este jugador deberá trabajar, a través de las herramientas del coaching cognitivo, para tomar conciencia de esos pensamientos inconscientes que está teniendo y sobre cómo modificar dichos pensamientos negativos inconscientes para que conscientemente se transformen en positivos. El resultado de manipular positivamente sus procesos mentales inconscientes llevarán al delantero a marcar goles nuevamente.

Reestructuración cognitiva

Como vimos en el ejemplo del delantero de fútbol, se trata de reconstruir la manera de pensar del inconsciente, se habla de reestructuración cognitiva justamente porque primero se deconstruyen (se comprenden y se toma consciencia de) los pensamientos que nos llevan al resultado no deseado para reconstruir todo ese proceso mental inconsciente y volverlo consciente y positivo.

Reestructuración cognitivaFue la Dr. Mary Jo Ducharme, actualmente profesora adjunta de la prestigiosa universidad canadiense de York, quien formuló los supuestos básicos sobre los que se afianza el coaching cognitivo - conductual. En primer lugar dice que las evaluaciones cognitivas que uno realiza de los eventos, pueden afectar en la respuesta conductual a dicho evento. Luego formula que es posible acceder a las cogniciones, conocerlas, monitorearlas y modificarlas y finalmente propone que la modificación de ciertas cogniciones puede afectar la conducta y dar lugar al comportamiento que se desea.

Resumiendo de forma rápida podríamos decir que los pensamientos dan lugar a sentimientos y que dichos sentimientos afectan nuestra conducta (aquí calza el ejemplo del futbolista que piensa en que va a errar, que va a decepcionar a otros y por lo tanto se siente frustrado y por lo tanto erra el tiro).

La reestructuración cognitiva quiere por lo tanto trabajar sobre esos tres supuestos para dar lugar a un resultado óptimo.

El Dr. Albert Ellis, psicólogo estadounidense considerado uno de los precursores de la terapia cognitivo-comportamental y de la terapia racional-emotiva, teorizó un sistema de diagnóstico para comprender los procesos mentales que están afectando a una persona para luego poder realizar una reestructuración cognitiva. Se trata del modelo ABCDE por el cual

  • A (Adversity or Activating Event - Adversidad o Momento de Activación) se analiza la experiencia y cuál fue la respuesta emocional o conclusión a la que se arribó tras analizar dicha experiencia.
  • B (Beliefs - Creencias) se analizan las creencias evaluativas que han surgido tras analizar la experiencia en cuanto las creencias son generalmente irracionales y sobregeneralizadas cuando carecen de evidencia clara.
  • C (Consequences - Consecuencias) se analizan cuáles fueron las consecuencias de las emociones y conductas que surgieron a partir de susodichas creencias en cuanto las consecuencias pueden reflejarse en conductas externas y/o internas.
  • D (Disputing - Disputar o Cuestionar) concierne el examinar y cuestionar el sistema de creencias dañino que se encuentra en nuestro subconsciente y también en nuestra conciencia.

Este cuestionamiento lo hacemos basándonos en seis preguntas:

  1. ¿Encaja esta creencia con la realidad?
  2. ¿Esta creencia apoya el logro de intereses y objetivos razonables, positivos y constructivos?
  3. ¿Esta creencia ayuda a fomentar relaciones que sean positivas y saludables?
  4. ¿Esta creencia contradice el pensamiento o la creencia parasitaria?
  5. ¿Es esta creencia razonable y lógica dado el contexto en la cual ocurrió?
  6. ¿Es esta creencia generalmente perjudicial o útil en general?

Estas preguntas son las que nos ayudarán a distinguir entre lo que es real y las que son creencias dañinas para nosotros. Este proceso nos ayuda a tener más conciencia de nosotros mismos y a entender nuestra forma de razonar y comportarse.

Finalmente el último paso de este modelo:

  • E (Effects - Efectos) es darse cuenta de cuáles son los efectos que nos causa la forma - muchas veces errónea - de pensar que tenemos.

Una vez completado el análisis de este modelo y sobretodo una vez comprendido este proceso, podemos empezar a crear una nueva y alternativa manera de pensar (reconstrucción cognitiva) basada en un pensamiento más consciente, racional y positivo.

Hexágono cognitivo

La ciencia cognitiva está formada y es comprendida por y entre las seis disciplinas que forman el Hexágono Cognitivo (o Hexágono de Howard Gardner):

  • La neurociencia
  • La inteligencia artificial
  • La psicología
  • La lingüística
  • La antropología
  • La filosofía

Lo que se encuentra dentro de los límites de este hexágono son todos los procesos mentales implicados en el conocimiento del ser humano. Sin embargo, desde que Howard Gardner presentó este modelo en su libro "The Mind's New Science: A History of the Cognitive Revolution" en 1985, ha habido una evolución, y hasta se podría decir superación, de dicho modelo al que se integraron otras disciplinas dentro del marco del hexágono como ser la economía (neuroeconomía), la sociología cognitiva y hasta inclusive la política cognitiva.

El Licenciado en Psicología Jorge Suárez, en un artículo titulado “Las ciencias cognitivas, un campo interdisciplinario convergente”, explica que mucho tuvo que ver en el proceso de preparación para arribar a la codificación del hexágono cognitivo la Sloan Foundation, quien en 1978 organiza un comité académico compuesto por expertos de las diferentes disciplinas que están impulsando la “revolución cognitiva” con el fin de generar mayor sinergia y coordinación entre las partes.

Hexágono CognitivoEn el mencionado artículo, Suárez explica brevemente cada pata del hexágono. La filosofía se focaliza en la relación mente-cerebro desde un punto de vista abstracto. La antropología cognitiva estudia la relación entre cognición y el entorno cultural. La lingüística: estudia el lenguaje como fenómeno cognitivo. La inteligencia artificial es “la ciencia y la ingeniería de hacer máquinas inteligentes”. Las neurociencias son las se encargan de estudiar el desarrollo, la estructura, la organización funcional y las patologías del Sistema Nervioso (particularmente el cerebro) y utilizan, entre otras, técnicas electrofisiológicas y de imágen mental para sus estudios.

Finalmente la psicología (entendida como psicología cognitiva) es la que encarga del estudio de los procesos cognitivos en un sentido amplio. Concretamente, estudia la percepción, la memoria, el razonamiento, el pensamiento, el lenguaje y la atención.

Lo que tal vez más nos interesa desde un punto de vista del Coaching Cognitivo, es una de las relaciones del hexágono, la que se da entre neurociencias y psicología cognitiva en cuanto esta relación da origen a lo que se denomina la neurociencia cognitiva, que estudia las bases neurales de los procesos y de las funciones mentales, los elementos claves para entender el modelo ABCDE y la esencia del Coaching Cognitivo.

Coaches cognitivos