El Coaching Educativo: una herramienta para desarrollar una enseñanza acorde a nuestros tiempos

En un mundo cada vez más tecnológico con generaciones jóvenes nacidas en una era diferente a la de sus maestros, es esencial que estos puedan actualizar sus técnicas de enseñanza para poder llegar a los alumnos de una manera eficaz, clara y que sobre todo sea útil para el desarrollo de las personas que se harán cargo de nuestro mundo el día de mañana.

Qué es el Coaching Educativo

El Coaching Educativo es definido por los profesionales de AulaPlaneta (la rama educativa de la editorial líder en España, Grupo Planeta) como un “proceso interactivo y sistemático de aprendizaje y descubrimiento del potencial del individuo, que se centra en el momento presente para orientarse hacia un cambio marcado por la excelencia como resultado”.

Esta herramienta es además una manera para desarrollar, valga la redundancia, herramientas que sean adecuadas para la enseñanza en las aulas de hoy. Los jóvenes que actualmente encontramos en los colegios y en las universidades han nacido en un época en la cual la tecnología ha formado siempre parte de sus vidas, y tienen por lo tanto un concepto diferente del aprendizaje, de la interacción y de cuáles son las herramientas que pueden llevar al éxito personal una vez terminado el proceso educativo. Algo muy distinto a lo que la generación actual de docentes entiende por esos mismos items.

Existe por lo tanto una primera fase común a todas las técnicas de Coaching Educativo que consiste en comprender los deberes de un docente:

  • La creación de un espacio apto para que el alumno sienta confianza
  • Aprender el ejercicio de la escucha activa
  • El desarrollo de la memoria
  • Mejorar la forma en la que se demuestra interés por cada alumno con el que se va a trabajar
  • La toma de consciencia de uno mismo como facilitador en el camino del aprendizaje de un alumno.

Técnicas de Coaching Educativo

Existen diferentes escuelas de pensamiento en cuanto a cuáles son las mejores técnicas para desarrollar de manera eficiente el coaching educativo. Sin embargo, cabe mencionar la denominada “Rueda de la Vida Académica”, el modelo “GROW”, el modelo “SMART” y el modelo “PURE”.

Cada uno de estos modelos contemplan pasos a seguir y puntos a desarrollar para alcanzar el objetivo. Objetivo que, en todos los casos, es fijado como primer paso cualquiera sea la técnica de coaching educativo a utilizar.

La Rueda de la Vida Académica

La Rueda de la Vida Académica (que deriva de la herramienta Rueda de la Vida muy utilizada en el coaching tradicional) consiste en un ejercicio en el cual el alumno va a darse una puntuación en diez diferentes áreas. Puntuación que va a ir de 0 a 10 siendo el 0 el punto más cercano al centro de la rueda. La puntuación va a reflejar el grado de satisfacción que siente el alumno en cada de las siguientes áreas:

  • Ambiente de estudio
  • Agenda escolar
  • Material escolar
  • Tiempo total dedicado a las tareas y el estudio
  • Tiempo dedicado a las prácticas
  • Tiempo dedicado al estudio teórico
  • Técnicas de estudio empleadas
  • Motivación
  • Apoyo externo
  • Relación interpersonal y autoevaluación
Rueda de la Vida en el Coaching Educativo

Para llegar a realizar esta autoevaluación, el alumno debe ser acompañado por el coach docente en este proceso ya que será quien formule las preguntas de introspección sobre cada una de las áreas arriba mencionadas, con el fin de que el alumno pueda comprender y analizar cómo es su relación con cada una de ellas y pueda responder de manera profunda y sincera.

A partir de aquí se elaborarán objetivos basados en el potencial, la conciencia y la voluntad del alumno en el área en la cual se quieren alcanzar resultados de plena satisfacción. Se pondrán objetivos concretos, un calendario de metas y también un sistema de control y evaluación para comprobar que se está trabajando en la dirección correcta y en los tiempos propuestos.

Los modelos GROW, SMART y PURE

GROW

GROW es un acrónimo que en inglés significa "Crecimiento".

La G habla del objetivo que se pone en la sesión de coaching (del inglés “Goal”, objetivo). Es fundamental que cada sesión tenga un enfoque, una meta que permita al final de ella traer las conclusiones.

La R se entiende por Realidad (“Reality” en inglés). Se trata de ser conscientes de la realidad que tenemos enfrente y es que es en base a dicha realidad que vamos a trabajar nuestro objetivo.

La O trata sobre las Opciones (“Options” en inglés), las estrategias y diferentes enfoques que uno como docente debe contemplar en pos de la consecución del objetivo.

Finalmente, la W es el “Qué” (“What” en inglés) y engloba también el cuándo y el quién, entendidos como el tiempo/momento (en el que el objetivo debe ser perseguido y cumplido) y la persona que desarrollará las etapas para la consecución del objetivo.

SMART

Los modelos del Coaching Educativo SMART también es un acrónimo en inglés que en español significa "Inteligente".

La S hace referencia a lo Específico (del inglés “Specific”) en cuanto para facilitar el conseguimiento del objetivo es necesario ser lo más específicos posible a la hora de plantearlo.

La M se refiere a que el objetivo debe ser Medible (“Measurable” en inglés) en cuanto si no es posible evaluarlo no es un objetivo tangible.

Siendo el Coaching Educacional una herramienta de trabajo en el que el docente y el alumno trabajan de manera dinámica y de “ida y vuelta” (o “propuesta y respuesta”), es necesario que el objetivo que fija el docente sea Acordado con los alumnos. De aquí la A, del inglés Agreed (Acordado).

Un objetivo, para ser tal, debe ser posible de aplicar y por lo tanto debe ser realista. De aquí la R del inglés Realistic (Realista en español).

La T en este caso es acrónimo de Time phased. Hace referencia al hecho de que cada objetivo debe ser realizado por fases temporales, una secuencia temporal en la cual es aplicado.

PURE

La última técnica que mencionaremos es la que fija un enunciado u objetivo positivo (P de “Positively stated”); que declara dicho objetivo como un objetivo que debe ser comprendido por el alumnado (“Understood” significa “comprendido” en inglés); que pretende que el objetivo sea pertinente, real, útil y posible en el área que se pretende trabajar. Es decir, que sea un objetivo Relevante (“Relevant” en inglés); que sea un objetivo que además de ser posible sea Ético en cuanto un objetivo con valores va a tener mayor impacto.

El coaching educativo como herramienta pedagógica: ¿qué es el coaching pedagógico?

Hay que entender al Coaching Educativo como mucho más que solo una herramienta para transmitir conocimiento de una manera acorde a nuestros tiempos. En una sociedad en la cual la adquisición de información por parte de alumnos es aún retenida por mera repetición y tiene poco campo de aplicación en el mundo real, es desafío del docente lograr acompañar un aprendizaje consciente con el desarrollo y crecimiento personal del alumno, para que este pueda obtener herramientas que sean útiles en el mundo de hoy.

Lograr estos objetivos es posible gracias a un coaching pedagógico, o sea, un coaching en el que el alumno y su desarrollo son los protagonistas. Es entonces necesario apoyarse en ciertos pilares que guiarán al docente a desarrollar una tarea pedagógica basada en el redescubrimiento del potencial de cada persona, específicamente de los alumnos. Pero se debe realizar mirando más allá del rol actual de alumno, redescubriendo en el alumno el potencial personal fuera de la institución educativa. Además, un buen docente y coach pedagógico debe lograr que en sus clases se cree un ambiente independiente y autónomo en el que los alumnos asuman la responsabilidad de tomar decisiones; tanto de la manera de tratar los contenidos como, en algunos casos, de buscar de común acuerdo contenidos que puedan ser útiles e incorporados de manera dinámica.

Coaching Educativo - Herramienta pedagógica El sistema educativo finlandés está a la vanguardia en ese sentido. Es importante a nivel pedagógico que haya una retroalimentación en la relación entre docente/coach y los alumnos, en cuanto a que si existe confianza en el aula se va a crear un clima dinámico y estimulante para ambos grupos, lo que genera respeto entre las partes y una motivación en el involucrarse en lo que se trabaja en clase.

Finalmente, cuando se trabaja con este tipo de sistema se desarrollan en los alumnos nuevas competencias que estaban potencialmente en ellos, pero que sin los debidos estímulos no salían a relucir. Esto va a permitir que el proceso de aprendizaje sea consciente y por lo tanto más completo.

Funciones del coaching educativo

Las funciones del coaching educativo, como hemos visto, son intrínsecas a la mejoría real de los métodos de enseñanza para que los alumnos puedan aprender de manera que se desarrolle su potencial, asuman responsabilidades a la hora de la interacción en las clases y por lo tanto comprendan la manera de sacar más provecho en el proceso de aprendizaje de los argumentos tratados.

El Coaching Educativo quiere ser una herramienta para que los docentes y los alumnos trabajen en conjunto de manera que ambos puedan mejorar en sus roles pero, sobre todo, para que los alumnos se vayan insertando en el mundo de hoy con herramientas que desarrollen todo su potencial. Será entonces, una vez concluido el ciclo de estudio, cuando tendrán a su disposición un arsenal de elementos útiles para desempeñarse en el mundo del trabajo. Elementos que no son solo los clásicos conocimientos de matemáticas, lengua, historia, etc, sino que a lo largo de su formación habrán desarrollado:

  • Capacidad de pensamiento crítico
  • Capacidad de resolver problemas
  • Un alto grado de creatividad
  • Espíritu de colaboración para trabajar en grupo
  • Capacidad de adaptarse a los cambios y desafíos
  • Poseerán un espíritu curioso para “pensar fuera de los esquemas tradicionales”
  • Serán proactivos y tendrán desarrollado, en cierto modo, la capacidad de liderazgo

Objetivos del coaching educativo

A costas de ser redundantes, queremos destacar una vez más que los objetivos del coaching educativo se agrupan en las dos grandes áreas que son el desarrollo de la capacidad docente y la capacidad del desarrollo del potencial del alumnado.

Coaching para la educación y coaching para docentes

Coaching para la educación y coaching para docentes El Coaching para la educación y el Coaching para docentes son dos caras de una misma moneda. Si bien hemos tratado hasta ahora el Coaching desde el lado del docente, es importante hablar del Coaching Educativo para estudiantes. Es importante para el desarrollo comprensivo y personal dentro del aula que el alumno cuente con la capacidad de escuchar activamente, que haya confianza entre docente y alumno como para que no haya un grado de “temor” hacia el profesor y la materia que enseña, sino que haya un cierto grado de optimismo de que en la relación de confianza que se crea existe el margen para comprender los temas y tener éxito en la materia.

Además, es importante que el alumno esté abierto a recibir el conocimiento y esté dispuesto a colaborar con el docente y los demás compañeros en pos de aumentar la productividad cuando se trata de trabajar en grupo.

G.K. Chesterton hablaba muy acertadamente de la importancia de la capacidad de asombro, y ello es fundamental para el alumno en el marco del coaching para alumnos:

“Despertar la capacidad de sorpresa, buscar lo inédito y original ayuda a salir de la rutina y a ver las aplicaciones prácticas para la vida diaria de los conocimientos y habilidades desarrollados en las aulas” Kenia Montes – psicopedagoga

Finalmente, existe la capacidad de llegar a acuerdos con los demás compañeros en el ámbito de los trabajos grupales y el lograr fijarse metas de corto y medio plazo como herramientas de ayuda. Todo ello, con el objetivo de que al lograrlas el alumno aumente su autoestima, lo que finaliza el que podría ser un esquema eficiente de coaching para alumnos.

Coaching en el aula y las escuelas

Coaching educativo en el aula y las escuelas En modelos educativos de vanguardia como el ante mencionado sistema educativo finlandés, muchas de las herramientas que hemos analizado han sido implementadas hace varios años con resultados sorprendentemente positivos.

Existen diversos documentales que se pueden ver sobre dicho sistema educativo, siendo tal vez el más famoso el realizado por Michael Moore. Es posible ver cómo los docentes finlandeses aplican muchas de las técnicas que hemos visto.

El coaching educativo es una disciplina que parece que poco a poco va a irse introduciendo en las escuelas de todo el mundo por su eficiencia en los asuntos que hemos analizado durante este artículo. No debería extrañarnos, pues, que cada vez sean más comunes los profesores y docentes que buscan capacitación en este ámbito por parte de coaches especializados.

Una gran noticia para el sector educativo y el futuro de nuestra sociedad.

Coaches educativos